Voces de la novela romántica
2 comentarios

3 momentos románticos únicos

¡Buenos días! Ya estoy otra vez aquí para contarte algo nuevo sobre novela romántica. En estos tiempos en los que parece que imperan las emociones negativas, más que nunca te aconsejo que te empapes de momentos increíbles, positivos y con una dosis elevada de amor. Y no hay mejor forma de hacerlo que con algunas de las historias que aquí te recomiendo. Siempre a tu elección, claro está. Hoy vengo con tres narraciones preciosas. Te aseguro que todas me dejaron con una sonrisa imposible de borrar después de leerlas. Cada una de ellas, provocó en mí una sensación auténtica que guardé durante unos días para que madurara. Es por eso que te voy a hablar de esos 3 momentos románticos únicos que atesoré al cerrar cada uno de estos libros.

La primera es Hasta que el viento te devuelva la sonrisa, de Alexandra Roma. Había leído buenas críticas de esta novela aunque no fue esa la verdadera razón de que me decantase por ella. Intento no dejarme guiar por otras opiniones a la hora de escoger lecturas, lo intento aunque no siempre lo cumplo… A lo que iba, me interesó mucho al descubrir que había sido la finalista de un premio conocido. Por otro lado, una persona que me conoce muy bien y que la había leído, me dijo: te va a encantar. Y entonces fue cuando me empapé de la prosa de Alexandra a través de sus páginas. Adentrarme en el mundo de April, Sam y Sebastian ha sido una historia de amor a primera vista. Sin duda, esta se podría definir como: un canto a la esperanza, al amor verdadero, a la amistad y a los valores. Sus protagonistas deben lidiar con un duro bagaje y te hacen participe de ello poco a poco. Es reconfortante ver como rompen con las etiquetas y clichés de una forma sublime desde el inicio de la novela.

 

Alexandra te hace recorrer las emociones de los personajes mediante los escenarios que describe con una pluma exquisita y te llega al alma. Cuando un autor consigue hacer tuyos los sentimientos por los que atraviesan sus protagonistas, puedes quitarte el sombrero y aplaudir. Si tuviera que quedarme con una palabra que defina esta historia sería: Superación. Sin duda, léela y deja que a ti también el viento te devuelva la sonrisa. Porque las sonrisas pueden ayudar a recomponer un mundo que se quiebra.

A continuación, voy a hablarte de la segunda historia que me ha hecho suspirar largo y tendido. En El verano que aprendimos a volar, de Silvia Sancho, tuve un flechazo de los fuertes. Una sacudida de emociones a quemarropa y sin protección. Joder con Asier. Así, a bocajarro, porque desde el primer momento en el que aparece en escena sabes que te ha hecho suya… No te hagas el harakiri con mi afirmación 😛 es que no puedes evitar sonreír como una tonta cada vez que habla. La vida está llena de intenciones y las de Asier son transparentes como el agua de un manantial. Por lo que no me extraña que deje a nuestra Lara o Larita, como él la llama, con el corazón a mil revoluciones. ¿Qué pasa si te digo que jamás había visto tan atractivo a un camping como después de leer esta novela? Vamos, que estoy mirando uno baratillo para las próximas vacaciones y, por supuesto, que tenga a un atractivo, irreverente y descarado profesor de tenis 😉 ¿me sigues?

Y  claro, te vienen a la mente aquellos amores de verano. De pronto, te quitas unos cuantos años (pocos que todavía estoy moza) y te das cuenta de lo infravalorado que está volar. Sí, porque a volar no te enseña cualquiera. Además hay que ser un experto para hacerte disfrutar del vuelo. Te aseguro que Silvia nos ha regalado una historia tierna, sencilla, repleta de diálogos brillantes y con una chispa increíble. Además le ha dado un nuevo sentido al verbo VOLAR. Con cada sonrisa, con cada caricia, con cada momento al aire libre… me he sentido más viva que nunca. Eso es lo que cuenta, libros que emocionan y te dejan con ganas de más. Si tuviese que expresar con un solo término esta novela, te diría: Confianza. Hace mucho tiempo leí una cita en Twitter que me viene de perlas, decía: No existe la mentira, sino la confianza mal depositada. A veces, nos perdemos muchas cosas buenas del camino por no confiar con fuerza, Silvia nos muestra con esta brillante historia que se puede hacer. Acompáñalos en este vuelo y deja que Asier te muestre cómo… (guiño, guiño).

¡Ay! Que ya se acaba… No, que todavía tengo que hablarte de la tercera novela. No es otra que Contigo hasta el final, de Elle Kennedy. Y qué final, oiga. Este es el cuarto libro de la serie Kiss Me. Todos me gustaron, y cuando digo todos es t-o-d-o-s. Son frescos, divertidos, con unas conversaciones dignas de enmarcar y unos personajes con marcada personalidad. Elle tiene una forma de escribir que te atrapa, sus novelas se leen del tirón. De los cuatro, escojo esta historia porque John o Tucker (que es como todo el mundo lo llama) y Sabrina me robaron el corazón. Cuando la vida te pone a prueba, no tienes más que coger al toro por los cuernos y echarle pantalones. Y eso, ni más ni menos es lo que hacen nuestros protagonistas. Me ha encantado la forma de conocer cómo comenzó todo en su relación hasta llegar al punto de inflexión. 

 

Tucker nos da una muestra única de humildad y paciencia que es digna de admiración. Para ser un universitario, jugador de hockey, que está cachas y es un amor…, te quedas alucinada cuando descubres lo que es capaz de hacer para pelear por lo que quiere. Y eso es lo que me ha atrapado de esta historia. La capacidad impresionante de sus protagonistas de lucha y arrojo. Sabrina no ha tenido una vida fácil, se me parte el corazón cuando se truncan sus sueños y ante todo, tiene claras cuáles son sus prioridades. El amor es infinito y no hablo solo del de pareja, en esta novela verás que lo derrochan a raudales. Si me tuviera que quedar con una palabra que transmita lo que me ha hecho sentir es: Emoción. Ha sido una montaña rusa constante en la que estos chicos te hacen gozar como nunca. Los “contigo” siempre son mejores si sabes escoger bien. Ellos llegan hasta el final.

Ahora, sí, he acabado por este recorrido y te he presentado mis recomendaciones de estos 3 momentos románticos únicos.

¿Los has leído? ¿Me lo cuentas?

Nos leemos muy pronto, hasta entonces, felices lecturas.

Inma.

Foto de cabecera de Kiwihug de Unsplash resto de imágenes de portadas de sus editoriales.

Archivado en:Voces de la novela romántica

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *