Novedades
8 comentarios

Todo lo que no debes hacer en un blog de romántica

Buenos días, miércoles festivo en mi pueblo y he pensado que no es motivo para dejaros una semana más sin mis súper post (léase la ironía). En fin, que me voy del tema. Resulta que tengo un atasco creativo de tres mil pares de narices, tanto que siguiendo el consejo de un buen amigo, me he puesto a escribir aquello que nunca le contarías a nadie. Un desahogo a lo bestia y me ha venido de perlas, porque sin comerlo ni beberlo me he lanzado y me he quedado a gusto y lo que es mejor, he sacado el título y contenido de este post tan bonico y que como has adivinado sería: Todo lo que no debes hacer en un blog de romántica.

Partiendo de la base del debate que existe entre, si debes o no debes tener un blog de romántica… yo no voy a decirte lo que pienso al respecto, si has decidido llevarlo adelante y apostar por ello, te voy a dar unos chachi consejos para que la cosa fluya y si te apetece y crees que pueden servirte, los utilices, en caso contrario, nos vemos la semana que viene  😎

En primer lugar, no bombardees con mil listas, porque al final vas a parecer la pizarra de la nevera de tu casa donde anotas lo que tienes que comprar y tus lectores se han ido a ver amaneceres en Pinterest. Sí, me han señalado lo aburridas que son mis listas a veces, así que anota porque si te repites más que un ajo…

Como segunda, y puede que la más importante. No titules un post prometiendo algo que después no ofreces. A mí si me vas a hablar de macizos, con respeto y coherencia… que tenemos gustos diferentes pero un poquito de por favor… Si vamos a leer sobre MACIZOS que así sea, no te rajes a medio camino, ni me cuentes otra historia como por ejemplo, el sexo de los ángeles, you know 😛

Tercera, no des consejos, como estoy haciendo ahora mismo, ni señales la paja en el ojo ajeno, a menos que creas en ello o estés seguro. No suele gustar, las personas pedimos sinceridad hasta que te lanzan la jarra de agua fría y te dicen cuatro verdades servidas en bandeja. Como habrás deducido, ya me he llevado unas raciones y por eso te aconsejo.

De vez en cuando trata otros temas. Algo así como aire fresco para tu casa, no me refiero a cambiar de tercio pero sí a ofrecer más variedad. Puede que te vengan a visitar por tus contenidos pero si siempre cuentas lo mismo, al final tus lectores se irán con los que están viendo amaneceres en Pinterest, a ver macizos.

En quinto lugar, no copies contenidos. Si algo te ha molado mucho, cuelga un bonito enlace o menciona al autor. Ya sabemos que debes observar al resto y ver qué funciona en otros y aplicar tu propia estrategia, pero no hacerte propias las ideas de otros. He leído a muchos blogueros que se quejan de ver copiados al dedillo artículos, post enteros o reseñas… Queda feo y además es mñe.

La sexta y última, redoble de tambores. Hagas lo que hagas, que te llene, que creas en ello y que sea lo que verdaderamente te guste, porque te aseguro que he pensado tantas veces en pegarle una patada al blog en estos últimos meses, que todavía me pregunto como me quedan ganas de dar consejos a nadie. Es más me he pensado unas mil quinientas veces si debía publicar este artículo o no, y después me he dicho, ¡qué leñes! Si es tu blog, venga… 😀

Tener un blog requiere esfuerzo (demasiado), tiempo (más que esfuerzo) y mucha dedicación. Nadie te obliga a tenerlo, es más, muchas personas viven sin ello y les funciona genial (esta sería la letra pequeña, ¿es necesario?). Es complicado y muchas veces no compensa, sin contar con las ampollas que puedes levantar con ciertos artículos o el flaco favor que puedes hacerte con determinados contenidos, por lo que si decides emplear tu valioso tiempo en esto, que siempre sea desde el respeto. A nadie le gusta visitar un sitio donde le reciban a gritos o insultos. Cuida tu casa virtual.

Hasta aquí mis recomendaciones sobre… Todo lo que no debes hacer en un blog de romántica. Con ello repito, no pretendo ir de lista, solo ayudar explicando algunas cosas que yo he hecho mal o que he visto y se repiten; solo eso.

¿Te han parecido buenos consejos? ¿Tienes alguno que añadir? ¿Me dedico al macramé mejor que a dar consejos?

Se despide una bloguera a tiempo parcial, escritora, cuando no me peleo con lo que escribo y soñadora vitalicia…

Hasta la próxima semana.

Inma.

Foto de cabecera de Pixabay, gifs de Giphy.

Archivado en:Novedades

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

  1. Maribel dice

    Creo que tus consejos son muy sabios y además, suscribo cada una de tus palabras. Un blog supone mucho tiempo y dedicación (además, no remunerado) así que es importante hacer en él lo que quieras, que para eso es tuyo…pero con unos mínimos que hay que respetar.
    Besos!

    • Hola Maribel,
      Gracias por tu comentario 😉 como bien dices, complicado y difícil a veces, pero debe tener algo bueno cuando seguimos ahí ¿no? jajajaja
      Besos y sigue así con tu blog, que conocemos nuevas lecturas a las que hincar el diente con tus geniales reseñas!!!

  2. Estupendos consejos. En ellos, no solo incluyes a las blogueras, o futuras blogueras, sino también a la lectoras de Romántica. Somos nosotras las que buscamos con avidez información anécdotas y mil cosas más en los blogs sobre los temas que más nos atraen.

    • Hola Lydia,
      Pues mira que no estoy muy segura de que sean buenos consejos, por lo menos prácticos porque son fruto de mi experiencia, tanto negativa como positiva y de cosas que he ido observando a lo largo del tiempo .
      Gracias por comentar

  3. ¡Muy interesante, Inma!

    Todo genial, salvo lo de las listas… adoro las listas, lo mismo tengo que hacérmelo mirar.

    Es cierto que tener un blog necesita tiempo, mimos y ganas, muchas ganas. Al final tiene sus recompensas, aunque cueste. Si haces lo que te gusta, al final se nota. ¿Es necesario un blog en romántica? Yo no lo sé, pero me encanta tener uno y leer algunos como el tuyo.

    ¡Un beso!

    • Hola Altea,
      Bueno, me refería a la saturación que a veces se nos puede ir de las manos .
      Las listas son un genial recurso, por supuesto.
      Gracias por la visita y comentario.
      Un abrazo.

  4. Post estupendo. Muy de acuerdo. Por mi parte tengo el blog abandonado pero me encanta. Y siempre me encantará, aunque exige cantidades ingentes de tiempo que no siempre tengo o quiero tener para eso. Un beso y sigue con tu blog, esta genial.

    • Hola Judith,
      Pues sí que es cierto, es complicado y a veces cuesta mucho mantenerlo.
      Muchas gracias por la visita y tu comentario.
      Un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *