Voces de la novela romántica
8 comentarios

Mentiras y verdades sobre las lectoras de romántica

Hola de nuevo, estamos en octubre, mi mes. Sí, porque nací en este precioso mes, el día trece para ser más exactos, así que anotadlo en vuestra agenda y no os olvidéis de felicitarme (requisito imprescindible para que no me deprima). Además este año cumplo cuarenta primaveras u otoños, como queráis o más os guste (otra de las cosas por las que lo voy a celebrar a lo grande). La cuestión, dejando a un lado que me hago viejuna y que estoy en los nuevos veinte, bla, bla, bla… hoy vamos a destapar unas cuántas mentiras y verdades sobre las lectoras de romántica.

Resulta que después de mucho tiempo dándole vueltas al asunto y tras leer mil sandeces por ahí, me ha dado por recopilar algunas de las joyas de la corona, no literalmente hablando, más bien he elaborado un batido con mis impresiones y estupor, para componer un collage la mar de mono y dejaros un pequeño resumen de todo ello, así que allá voy.

En primer lugar, el género romántico, NO es un género inferior, ni menor, ni mala literatura, mucho menos bazofia que leen mujeres aburridas, sin nada mejor que hacer mientras preparan la comida para la familia (esto sería algo parecido a muchas frases leídas, sin citar fuentes, que la publicidad gratuita no es mi fuerte). ¿Queda claro? Por si resta algún tipo de duda, es uno de los géneros de novela con mayor número de ventas y de consumidores, por el que cada vez más editoriales apuestan. Y no me sirve el claro lo mediocre vende y las editoriales son un negocio… porque generalizar sobre un público tan amplio y variado y catalogar de forma despectiva a sus lectores, es cuanto menos, insultante (y me quedo corta).

what

Como segunda consideración, no nos avergonzamos de leerlo y de proclamarlo a los cuatro vientos. La persona que se considera adepta al género romántico, que lo lee y disfruta, NO se esconde, ni MIENTE al respecto. No tiene necesidad. ¿Os parece que todas esas personas que van a congresos, presentaciones, clubs de lectura, quedadas, fiestas y un largo etcétera se ocultan? ¿Es un signo de guardar bajo la alfombra nuestra afición, publicarlo en redes o hacernos fotos con nuestras autoras favoritas, una señal inequívoca de ello? (Cuidado con cubrir las tapas de la novela que estás leyendo, se rumorea que es porque te avergüenzas de mostrarlo en público…).

no

En tercer lugar, las lectoras de romántica son exigentes y saben escoger una buena novela. ¿Quién tiene la verdad absoluta para determinar si es mala o buena? El gusto y la elección personal de cada persona. No estoy hablando de las faltas de ortografía, faltas de estilo, incoherencias en la trama u otros errores injustificables que puedes encontrar en novelas de este género y de cualquier otro. Cito el simple hecho de catalogar algo como bueno o malo, dependiendo del gusto de la persona que emite su opinión. Lo que a ti te parece la mejor novela del mundo, a mí puede no gustarme o viceversa, no por ello llevamos a la hoguera a nadie, ¿o sí?

cierto

En el cuarto escalón de este desvarío de opinión personal, debo decir que me da igual leer rosa, que negra, que de todos los colores del arco iris. Para gustos colores, leer enriquece, si por ejemplo eres de leer ensayos y odias las historias fraguadas con amor y relaciones que se desarrollan en diferentes entornos y por norma general acaban en final feliz, es TU problema. No me tengo que justificar ante nadie, leo Novela Romántica y otros géneros sin menospreciar ninguno, así que quizá la solución venga de la mano de dejar de criticar al prójimo porque no comparte tus opiniones ni preferencias. Vive y deja vivir.

hombre-ya

En quinto lugar, no leemos novela romántica para sentir la liberación de la mujer porque estamos oprimidas y necesitemos una vía de escape, parece que los clichés casposos se están instalando con fuerza de nuevo y nos estamos untando en una nueva orden oculta que insiste en dar realismo a historias ficticias. Porque claro si leo sobre millonarios aficionados al látigo, es que en realidad busco uno que me azote mientras me baño en la opulencia de una bañera repleta de dólares. Y si escribo sobre una pareja joven, con unos conflictos X y las primeras relaciones sexuales, es porque me quedó algo pendiente en aquella época. O a lo mejor, leo una historia sobre una madre cerca de los cincuenta a la que la vida se le está poniendo cuesta arriba, para empatizar con sus problemas porque yo no tengo suficientes… Estoy bostezando hace rato, os lo juro, o es que el que lee sobre asesinatos ¿es un homicida? y el que lee sobre monstruos bajo la cama ¿los ha visto realmente?

really

Menospreciar la inteligencia de una persona por lo que lee y ve, es un claro indicativo de cómo está el panorama actual. Jueces y verdugos de gustos y aficiones porque está de moda, nos dejamos llevar por las masas y el panorama actual se está convirtiendo en una ratonera de voces críticas y falacias, servidas en bandejas de oro por marcas patrocinadas.

Desde aquí la opinión de alguien que ni tiene la verdad absoluta ni lo pretende, de alguien que huye de las polémicas pero no por ello no tiene su propia opinión, de alguien que lee lo que quiere, cuándo quiere, como quiere, cuánto quiere y dónde quiere.

Te recomiendo que hagas lo mismo, pero LEE.

¿Quieres debatir sobre ello? Estás invitado a hacerlo, ya sabes que puedes, si quieres.

Inma.

Gifs de Giphy. Foto de cabecera de Pixabay.

Archivado en:Voces de la novela romántica

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

  1. Muy bien, Inma. Leemos Romántica porque nos gusta, porque nos apetece adentrarnos en unas historias llenas de emoción. Leemos Romántica porque somos mujeres ( y hombres, faltaría más), con el suficiente criterio para elegir el género literario que nos apetece leer y disfrutar, de ninguna manera como un mal sustituto de una sesión freudiana para que nos arregle los problemas de personalidad o saque a la luz secretos ocultos desde nuestra primera juventud.

    • Muchas gracias Lydia,
      Así es, leemos Romántica por muchos motivos y no nos avergonzamos.
      Estamos de acuerdo, no hay más que añadir al respecto jajajaja.
      Muchísimas gracias por comentar y por tu visita, siempre puntual.
      Biquiños.

  2. Cris dice

    Hola wapa,
    ole ..ole y ole…genial reflexión sobre una polémica que lleva demasiado tiempo …nos han colgado el San Benito y no hay manera de apartarlo….en algunas ocasiones somos las propias lectoras o escritoras las que no lo defendemos con uñas y carne…hay que empezar a hablar con propiedad…..la novela romántica también es literatura….
    Besis y abrazos estupenda…
    Cris

    • Hola Cris.
      Bueno, por suerte todavía hay quién sabe lo que he pretendido defender en estas líneas, aunque todavía queda mucho camino por recorrer.
      Aquí seguiremos al pie del cañón, ¿verdad?
      Besos estupenda y gracias por ser y estar.

  3. Maribel dice

    Todas tus entradas son maravillosas, pero curiosamente, esta, con la que creo que por primera vez no estoy de acuerdo en todas sus afirmaciones, es una de las más interesantes que has publicado, jaja !
    Me explico: como lectora que vive en una ciudad relativamente pequeña, he tenido que sufrir las “miradas” de dependientas cuando en las librerías, e incluso haciendo mi pedido a la comercial de Circulo de lectores, y escogía un libro de romántica. Hasta tal punto, que opté por comprarlos por Internet, y así me evitaba esas miradas de gente que me consideraban una lectura de segunda categoría.
    Pero un día, descubrí un blog de literatura romántica. Y luego otro. Y más tarde, abrí el mío propio, donde comencé a reseñar libros del género romántico, y descubrí que no estaba sola.
    Y perdí la vergüenza a decir que era lectora de romántica, porque estos libros tienen la misma calidad (si no, más) que muchas novelas de otros géneros.
    En cuanto a la hoguera…por desgracia, también creo que sí, que a veces se intenta tirar el trabajo de una autor o autora a la hoguera, ya sea por envidia o por otros motivos aunque por suerte, los que lo intentan son una minoría y como he dicho antes, ese tipo de personas te los puedes encontrar en cualquier trabajo.
    En fin, ya ves que hoy estoy rebelde, menudo rollo te he soltado, jaja !
    Besos !!!!

    • Hola Maribel,
      Me encanta, y no es un rollo para nada, de hecho ya dejo bien claro que es mi opinión, fruto de la indignación por ser siempre señaladas como si fuésemos apestadas, no tuviésemos criterio e incluso menospreciada nuestra inteligencia por lo que leemos y consideran un género de segunda.
      Lo de tapar las portadas era un comentario con segundas, precisamente por uno de los artículos que he leído en el que citaba que nos avergonzábamos de leer romántica y por eso las cubríamos. No tiene nada de malo, ni cubrir las portadas ni la necesidad de tener que demostrar que lees romántica, solo me gustaría que nos dejen de señalar y por supuesto que cada uno lea lo que quiera pero ante todo respeto, como el que yo practico hacia el resto de personas.
      Muchísimas gracias por tu aportación y me parece muy bien que a veces, no estemos de acuerdo jajajajaja.
      Besotes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *