Voces de la novela romántica
10 comentarios

¿Se nos acabó el amor de tanto usarlo en la romántica?

Se nos acabo el amor de tanto usarlo en la romantica

Buenos días, imagino que estarás pensando, a esta se le ha ido la pinza y ya no sabe qué contarnos en su blog. ¡Pues has acertado! Nahhh, aunque no lo creas, el mundo de la novela romántica es tan apasionante y extenso que lo que nos falta es tiempo 😉 En fin, a lo que iba que me disperso, últimamente leo muchos estados en Facebook, tweets, reseñas y críticas en redes en las que se habla de las repeticiones, los clichés, personajes similares y un largo etcétera… y me dio por pensar a ver si es que ¿Se nos acabó el amor de tanto usarlo en la romántica? Y tú ¿qué piensas?

Te voy a contar algo sobre el amor, dicen que es adictivo, en serio. A lo mejor por eso me gusta tanto, regalarlo, practicarlo, recibirlo, leerlo y escribirlo… Seguro que me dejo suposiciones, luego me las cuentas, ya sabes que me gusta charlar contigo. Un estudio de la antropóloga Helen Fisher (os dejo su página web por si queréis echarle un vistazo a su trabajo) habla sobre ello, en una sola frase así para que os hagáis una idea, “El amor romántico es una droga adictiva” tiene todos los síntomas: a medida que el tiempo pasa, uno quiere más y más de la persona deseada. Además, es una adicción muy difícil de controlar. Creo que la mejor forma de hacerlo es afrontarlo como una sustancia adictiva. Entonces yo me pregunto ¿soy una apasionada de la novela romántica porque trata de amor? ¡Ay!  😮

Se nos acabo el amor de tanto usarlo en la romantica

Y llega el inevitable momento en el que me da por pensar en todas esas lecturas que devoro y que me dejan con una sonrisa en la boca al llegar al esperado Final Feliz, y en todos esos personajes que te enamoran más y más. En las ganas de encontrar un hueco para continuar con la lectura que te tiene enganchada y en el fangirleo nivel PRO con tus amigas comentando la jugada de ese libro romántico que te ha dejado con la piel de gallina y las emociones a flor de piel. ¿Estoy enferma doctor? 😉

Se nos acabo el amor de tanto usarlo en la romantica

Ahora viene el clímax del post, así que no te lo pierdas. 😛 (redoble de tambores), ¿será el uso del amor a todas horas y de todos los colores lo que esté llevándonos a pensar que nos repetimos más que un ajo? ¿Crees que se reiteran más estereotipos que en una película de terror norteamericana de serie b? ¿A ti también se te acabó el amor de tanto usarlo en la romántica? O, crees como yo, que aunque todo esté escrito (eso cuentan), siempre hay plumas que te sorprenden. Que aunque el escenario de tus novelas favoritas sea el mismo, hay pasajes infinitos entre las páginas que lees y siempre pueden dejarte alucinada. O que pese a que el protagonista tenga el mismo nombre que 15269478203 novelas que has leído ese John, suena diferente en los labios de Mery.

Se nos acabo el amor de tanto usarlo en la romantica

Es más, te voy a contar otro dato curioso, yo que soy mucho de inspirarme en musos de carne y hueso y además disfruto mucho con ello (hola marido), he tenido que cambiar mis tableros secretos de Pinterest de algunas novelas en las que estoy trabajando, porque más de una compañera ha pensado en el mismo personaje público, algo normal por otro lado, y por aquello de innovar, he tenido que sacrificarme y buscar un nuevo muso… Un suplicio por cierto 😉 Ya no te cuento mi historia con los nombres de los protagonistas o secundarios de mis novelas. De pronto te viene la inspiración y es el nombre ideal para tu chica, te lo susurró mientras freías unas croquetas paseabas por la orilla de la playa y resulta que no eres una especie de gurú ni la nueva influencer de moda. Lástima, ya me veía coronando las portadas de revistas top…

Se nos acabo el amor de tanto usarlo en la romantica

Y te preguntarás porque te suelto este rollo, pues es sencillo. Puede que como en todos los géneros, incluso en aspectos de la vida, para ser más extensos, recurrimos a catalogar y etiquetar. No voy a entrar en el debate de si es bueno o malo, ni pretendo decir que mi opinión es la correcta, única y válida, porque me equivoco tanto que la vida cada día me enseña mil lecciones y cómo no volver a fastidiarla. Solo quería manifestarla y saber qué opinas tú al respecto, si crees como yo, que pese a haber leído tramas similares y personajes parecidos, cada autor sabe darle su toque, su magia especial y hacerte soñar de nuevo con cada historia que lees o ya se ha acabado el amor de tanto usarlo en la romántica.

¿Me lo cuentas? ¿Charlamos sobre el amor en nuestras novelas?

Gracias una semana más por estar ahí. Se despide una enamorada del amor…

Inma.

Fotos de Unsplash.

Archivado en:Voces de la novela romántica

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

  1. Noemí-Mysticnox dice

    ¡Hola! Si eso fuera cierto, la romántica no sería uno de los géneros que más vende, aunque luego eso no se refleje en las estanterias de según que librerias que parece que relegan lo romántico a un huequecito…
    Sin embargo sí diría que hay que valorar más lo bueno, lo que está bien escrito, aunque para gustos los colores, claro. Sin embargo como bien dices todo depende de quién cuenta la historia y cómo la cuenta, pero lo más importante es en que momento está el lector, porque eso también influye en el momento de valorarla después.
    Ya solté mi rollo, jaja
    Un besooo

    • Hola Noemí,
      Me alegra verte por aquí de nuevo y sí, también opino como tú, hay muchos valores que influyen pero también creo que la romántica goza de muy buena salud.
      Encantada de contar con tu opinión.
      Besotes!!!

  2. Hola,
    sabes que he leído muchísimas novelas de nuestro querido género literario y sí, hay veces en las que te das cuenta que tanto las tramas como los personajes se repiten, pero lo importante es cómo te engancha el estilo de la autora, en cómo nos relata la historia de unos personajes que nos llegan y llenan el corazón. Siempre pongo como ejemplo a Amanda Quick, sus novelas son todas muy similares y sin embargo, siempre me enganchan.
    El género romántico tiene la posibilidad de dar una vuelta de tuerca que te da ese “enganche”, para nuestra satisfacción hay autoras que vamos descubriendo y que nos mantienen el “mono” que padecemos con él.
    Una entrada reflexiva que da qué pensar, pero que no por ello tiene que ser negativa. Felicidades estupenda.
    Besis
    Cris

    • Hola Cris,
      Bueno ya sabes que mi intención es buena y me gusta compartir con vosotros mis inquietudes, esta entrada ha sido fruto de ver, leer y escuchar diferentes opiniones al respecto y mi interés por conocer si como yo, pensabais que pese a que pueda parecer que las ideas se repiten, la originalidad y el estilo de muchísimos autores que leemos y de los nuevos descubrimientos, hacen que el género se renueve y se mantenga en uno de los más vendidos y valorados por sus lectores, entre los que me incluyo.
      Muchas gracias por tu aportación y ¡qué viva la romántica!
      Besos estupenda.

  3. Teresa Cameselle dice

    A veces te saturas de leer romántica, pero lo mismo me pasa con cualquier otro género, los que leemos mucho, necesitamos cambiar para no agotarnos.
    Como escritora, tratas de buscar tu propia voz y que eso te diferencie del resto, aunque haya historias que inevitablemente se parezcan a otras. Lo de los nombres de los personajes ya es más complicado. Hace muchos años escribí un relato corto, inédito, que después decidí convertir en una novela. El problema es que mi protagonista se llamaba Christian, y hoy en día es imposible llamarle Christian a un protagonista, es un nombre totalmente vetado. Así que ahí estoy, peleando con un personaje que en mi cabeza tiene un nombre, y sobre el papel otro. Es tan difícil, que he abandonado la novela varias veces, y ahora mismo estoy a punto de volver a hacerlo.

    • Hola Teresa,
      Me alegra mucho leerte por aquí. Como bien comentas, es muy complicado que las historias no tengan similitudes a la larga, de ahí que la pericia del autor nos mantenga enganchados por la originalidad en su forma de acompañarnos en la misma y por los giros en la trama. Y estoy contigo, los que leemos mucho, nos encontramos con esa circunstancia, que en ocasiones necesitamos variar de géneros para buscar nuevas tramas.
      En cuanto al nombre de tu protagonista, qué decirte solo que es una faena de las gordas, porque a mí me ocurrió con Goleters, tuve que cambiar el nombre de unos de los secundarios fuertes porque era muy similar a otro en la novela y cuando revisaba el manuscrito pensaba ¿esta quién es? No la identificaba con la historia 😉
      Ánimo y a por todas que tú puedes.
      Besos.

  4. Maribel dice

    Por suerte, soy de las que creo que no, que aún hay novelas que de vez en cuando nos vuelven a sorprender para bien con personajes que se salen del estereotipo, o nos encontramos con tramas novedosas, o finales inesperados…Y ciertamente, valora mucho más esas lecturas porque han sabido salirse de todo lo que solemos leer últimamente.
    Besos !

    • Menos mal Maribel,
      ¿Qué sería de nosotras sin esa ilusión con la que compramos y leemos los libros? XD!
      Esa es la clave, encontrar novedad y disfrutarla como siempre.
      Gracias por comentar.
      ¡Besotes!

  5. Mayte dice

    Como soy de la opinión de que es más importante el cómo que el qué, creo que es imposible que se agote. Cierto, todas las historias están más o menos contadas, pero ahí está la voz del autor para hacerlas distintas, con detonantes sorprendentes, giros que no te imaginas y finales inesperados (aunque felices, que este género, igual que el policíaco (¿qué pensaríamos si el crimen no se resuelve?), tiene sus reglas y si las rompes demasiado y dejas insatisfecho al lector no le sirve).

    Lo que más me gusta, desde luego, es que si están bien escritas y consiguen atraparme con una historia ágil, me las bebo de un tirón.

    • Hola Mayte,
      Encantada de leerte en mi rincón, pues estoy contigo, creo que toda aquella historia que consiga sorprenderte y crear expectativa son las que te atrapan, así que quizá no es el qué, puede que la magia esté en el cómo.
      Muy acertado tu comentario.
      Gracias por tu visita y tus palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *