Viajes románticos
4 comentarios

Cuando viajo contigo

Llegó el verano, las altas temperaturas, los baños en playas y piscinas, las excursiones a la montaña, las charlas hasta altas horas de la madrugada contemplando el cielo estrellado, los besos robados en las puestas de sol… Y con él, las tan esperadas y deseadas vacaciones. Época de ponernos al día con todo lo que no podemos durante el año, como os conté la semana pasada y por supuesto, para viajar. Hay muchas formas de hacerlo, lo único imprescindible es ponerse a ello. De verdad, no debes dejar que te lo cuenten, tienes que vivirlo. Para mí hay algo mágico, único y es cuando viajo contigo.

Cuando viajo contigo: disfrutar del verano

Cuando viajo contigo, los días se convierten en segundos, los momentos son únicos y las emociones una espiral continua. La mejor montaña rusa en una sonrisa. Así es como me siento cuando abro las tapas de un libro y me dejo llevar.

Cuando viajo contigo: leer

El sábado pasado estuve en la I Tertulia Romántica de Barcelona, en el Café Emma, organizada por la escritora Feli Ramos Cerezo, autora de El Paraíso de Elva, novela que recomendé hace unos meses en 12 viajes en el tiempo románticos que debes leer. En ella comentamos muchas cosas y charlamos sobre varios temas interesantísimos sobre la novela romántica, aquí tienes una crónica de Araceli, del blog Lala’s Pocket. Rescato, a tenor del tema que estoy abordando en el post de hoy, unas palabras de una lectora y gran persona, Elisenda, que dijo en un momento dado, algo así como que para ella, cuando se adentraba en la lectura de un libro, en total silencio, era el momento en el que viajaba a los diferentes escenarios que en las novelas aparecían. No puedo estar más de acuerdo.

Cuando viajo contigo: soñar

Leer es viajar, transportarte a mundos mágicos, conocer nuevos escenarios y dejarse llevar por las diferentes aventuras que una novela ofrece. ¿Y qué hay mejor que viajar cuando lees? Te lo voy a contar, es leer cuando viajas. Llevar contigo tus tesoros, los libros que has guardado para esos momentos mágicos y disfrutar de ellos en unos entornos únicos que ofrecen las vacaciones. Dejarse mecer por el vaivén de la magia de una historia con el mar de fondo o simplemente sustituir esa siesta en la que las cigarras nos anuncian que hace más calor de la que debe y soñar despierto.

Cuando viajo contigo: leer en vacaciones

Esta es la recomendación de esta semana, lee en vacaciones, aprovecha esos momentos únicos y sucumbe a una de las mejores cosas que te pueden pasar en la vida. El mejor romance de este verano entre las emociones que despierte un libro y las sonrisas que te provoque. Sueña entre las hojas de una novela y aconséjala. Haz que crezcan esas historias y llévalas lejos. Y cuando acabe el verano sigue leyendo, sigue sugiriendo y sigue soñando, porque esto no se acaba y hay mil aventuras esperando a que las descubras.

Hasta la semana que viene.

Y tú ¿viajas conmigo?

Inma.

Foto de cabecera de Pixabay, resto de imágenes de Unsplash.

Archivado en:Viajes románticos

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

  1. Preciosa entrada Inma. Soy de las que lee y viaja. Y antes de pensar en la ropa que me voy a llevar elijo mis lecturas, porque sin ellas, no hay esa tranquilidad que disipa el cansancio, al final de una jornada de trotamundos. Si además se eligen lecturas que transcurran en el lugar al que se va (tanto históricas como contemporáneas, de ficción o no), el placer es completo.

    • Me alegra que te guste Lydia,
      Estamos de acuerdo, somos grandes lectoras y nos encantan los libros, así que ahora, que gozaremos de algo más de tiempo libre, es imposible que no nos acompañe nuestra gran pasión.
      Anoto tu consejo y voy a buscar lecturas ambientadas en mis próximos viajes.
      Biquiños.

    • Gracias Lucía,
      Nos gusta asegurarnos el viaje 😉 no nos pueden faltar los libros, son un pasajero más.
      Besos y felices lecturas este verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *