Recetas que enamoran
14 comentarios

8 bocados dulces y amargos de la romántica

En muchas ocasiones, en la vida, nos encontramos con tentempiés dulces y amargos, es decir, con platos de nuestro gusto y otros no tanto. Y quien dice platos, también puede incluir situaciones. Y nuestras novelas románticas no iban a ser menos. Porque es cierto que muchas veces nos vemos en ciertas tesituras, en las que el menú se nos atraganta y por mucho que lo condimentemos, no hay quien lo arregle. Así que sin dejarnos llevar por las apariencias, y porque el café no sea del todo bueno… vamos a descubrir 8 bocados dulces y amargos de la romántica.

Hace ya unos cuantos años (bueno no tantos que todavía soy muy joven 😛 ), en una cena de celebración de un cumpleaños con algunos amigos, conocí al que hoy es mi marido. Esa cena resultó un fiasco —que quede entre nosotros— y si no hubiese sido porque tuve mi final feliz al cabo del tiempo, no habría apostado por ella. Sí, se puede decir, que ni la comida, ni la bebida, fueron un bocado dulce… 😉 Pero aquí no hemos venido a hablar de mí, sino de esas historias que nos enamoran, así que vamos a ello.

Comenzaremos con el café, sí, nuestro mejor aliado en la vida. De cómo una taza de esa bebida que resucita muertos y reúne a mucha gente en un bar para deleitarse con ella, puede hacer que tu día se vaya al traste o que te eleve al séptimo cielo y quieras guardar su poso en el baúl de los mejores recuerdos.Pecados a Medianoche

En Pecados a Medianoche, de Lora Leigh, vemos como Rafe prepara un café a Cambria, servido con mucha maestría. No os voy a desvelar si necesitaba más azúcar o si a nuestra chica le amargó más de la cuenta. Para eso tendréis que leeros esta historia de segundas oportunidades, donde nada es lo que parece y el suspense nos acompaña a lo largo de la trama. Con unas grandes dosis de sensualidad y pasión que no os dejarán indiferentes.

Siguiendo con el café, o la ocasión de tomarlo para acercar posiciones, nos encontramos con El rastro del miedo, de El rastro del miedoLaura Griffin. En esta novela conocemos a la artista forense Fiona Glass y al jefe de policía Jack Bowman, que cruzan sus caminos a raíz de una investigación policial. Es por ello que toman un café, sin desvelaros si se queda frío o si tuvieron que pedir más, os puedo asegurar que la historia de suspense romántico me atrapó. Una trama que se cuece poco a poco con unos personajes íntegros, muy bien hilada, que se desarrolla en la época actual, manteniéndote en vilo hasta su final.

De la cafeína pasamos al lote completo, el desayuno. De cómo algo tan trivialNo me quieras puede cambiar nuestras vidas, y es que en No me quieras, de Raquel R. Gallagher, la existencia de su protagonista Clara, da un giro exponencial y es en un desayuno servido por alguien muy especial cuando se dé cuenta. Es imposible salir indemne de la lectura de esta novela, escrita con una pluma exquisita, que trata un tema muy duro de una forma magnífica, atrapándote desde el principio. Una historia New Adult, con unos protagonistas muy fuertes, que remueve cimientos y nos hace creer en la esperanza y en el amor.

Los otros cinco títulos que vamos a tratar, están englobados en el apartado cena. Y os preguntaréis el motivo, pues es bien sencillo, en este recopilatorio de bocados amargos y dulces de la romántica, los mejores mordiscos suceden entre platos durante una cena… así que no os los perdáis 😉

Es el caso de No entrabas en mis planes, de Anna García. No entrabas en mis planesConoceremos a Liv, una mujer fuerte, decidida, que cambia de ciudad para dejar atrás un matrimonio fallido y quiere empezar de nuevo. Allí conocerá a Aaron, un apuesto teniente de policía del SWAT que hará que la vida de ella cambie. Y como todos sabemos, un buen momento para presentaciones familiares y romper el hielo, no es otro que una cena, pero… ¿resultará esta idea un trago amargo? O saldrá todo a pedir de boca y la recompensa ¿será el postre? Si queréis descubrirlo tendréis que leerlo, sin duda me encantó y no dudéis en que voy a leer el resto de las historias que esta autora catalana ha seguido publicando.

La siguiente cena, nos Desnudala sirve Desnuda (El affaire Blackstone I), de Raine Miller. Esta es la primera novela de una serie muy exitosa, de la que yo me he leído sus dos primeros libros. Ambientada en Londres, podría ser un perfecto escenario de los mejores destinos de la romántica. En esta historia conoceremos a Brynne y Ethan que nos seducen en una trama sensual, salvaje, con secretos y suspense, dejándote con ganas de más. Hay veces que todo empieza con una cena o acaba, ¿quién sabe? Si el error es pedirse una ensalada en el mejor grill de la ciudad o la compañía… 😛

Es el momento de cenar entre amigos y conocerse un poco mejor, de reencuentros, como en La coincidencia de Callie y Kaiden, de Jessica Sorensen. DoLa coincidencia de Callie y Kaydennde descubriremos a unos jóvenes universitarios, con un bagaje muy duro, unas experiencias personales que les marcarán de por vida, y no por ello deberán rendirse. Personalmente, leí este primer libro y el siguiente título que le sigue, El secreto de Callie y Kaiden, sin parar. Empaticé tanto con los personajes, y con la historia que me fue imposible resistirme. El punto de color lo pone esta cena que recordarán todos los amigos, reservad una mesa en el restaurante y sabréis de lo que hablo 😉

Puede ocurrir que la cena sCautivos en la oscuridadea para afianzar unos lazos. Una propuesta desinteresada con un claro objetivo. Como en Cautivos de la oscuridad (Serie Psi Cambiantes 8), de Nalini Singh. En la que conoceremos a Max, el agente de policía al cargo de una investigación, donde nuestra psi-justo Sophia jugará un papel primordial. Y puede que esa cena les haga replantearse muchas cosas, tanto al apuesto y seguro policía, como a la fría y metódica psi… o ¿quizá la comida no es de su agrado y no comerán postre? De pronto no recuerdo, creo que deberías leerlo para descubrirlo. De hecho, esta serie debería estar en vuestra estantería y devorarla para enamoraros con los cambiantes, psi y la atmósfera de este mundo perfecto que crea Nalini de una forma magistral.

Y como todo lo bueno se acaba, y con tanto bocado cada vez teEn nombre del amorngo menos apetito, vamos con nuestra última cena. Poneros cómodas porque es algo informal, nos ha invitado nuestro vecino, ¿no sabéis de quién hablo? Pues decidlo antes, es Travis, el veterinario guapo y simpático que aparece en la novela En el nombre del amor, de Nicholas Sparks. Nuestra chica, Gabby se acaba de mudar al barrio y qué menos que conocerse un poco mejor, después del desafortunado incidente con su mascota. Ains… qué pena que no os pueda explicar más, es una verdadera lástima, porque Travis hace unos pinchos de langostinos en su porche que da al lago, y tiene un jacuzzi que… en fin, que si queréis saber si resultó dulce o amarga, tendréis que leerla. A mí me encantó 😀

Llegamos al final de nuestro recorrido no sin antes preguntaros:

¿Cuál es tu bocado dulce o amargo de la romántica? ¿Me lo cuentas?

Hasta la próxima semana.

Inma.

Foto de portada de Foddie’s Feed, resto de caratulas de páginas de sus editoriales o de sus autoras.

Archivado en:Recetas que enamoran

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

  1. Esos cafés, o tés… tan ingenuos, tan eróticos, tan trascendentales. El de Laura Griffin y su “Rastro de el miedo”, nos ayuda a conocer a ambos en profundidad. Quiero más de esta autora. Sus tramas y personajes, excelentes.
    ¿Mi favorito? No es café, sino té, en “A sir Phlipis, con amor”, de Julia Quinn. Si hay una escena en que se palpe el desconcierto y la incomodidad de una pareja que acaba de conocerse, está en esta novela y en esta frase: “-¿Quiere un poco de té?- preguntó ella, al final, incapaz de escuchar un “ejem” más”.

    • Ohhh, ¡me encanta Lydia!
      Fíjate que no conocía la novela de Julia Quinn que citas, me la apunto, sólo por esa nota del té ya me ha picado la curiosidad.
      Cuánto aprendo contigo. Muchas gracias por compartir tu lecturas. Es un gran honor tenerte por aquí.
      Biquiños!!!

    • Bueno, hay dulce y amargo, pero todo acaba siendo un bocado dulce al fin y al cabo.
      Gracias por la visita estupenda.
      ¡¡¡Besos!!!

  2. Maribel dice

    Al final va a parecer que tengo comisión con Pilar Cabero, jajaja, pero su libro Entre lo dulce y lo amargo puede “gustarte” mucho, nunca mejor dicho..su título ya es sugerente, no ?
    Un beso !

  3. “Delicioso”, de Sherry Thomas, sería una novela idea para esta entrada. Es una novela bastante criticada porque es cierto que no está al nivel de “Acuerdos privados”, su novela anterior, pero, aun así, a mí me encantó. Y toda ella gira en torno al sentido del gusto.
    Un besote, Inma!

    • La anoto Abril,
      No la conocía, y por lo que dices seguro que me vendrá bien para próximas entradas.
      Muchas gracias por tu recomendación y por la visita 😉
      Besos guapa!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.