Paisajes románticos
15 comentarios

Las mejores fotografías románticas

Todavía recuerdo la imagen que mis retinas grabaron del Macchu Picchu desde el Intipunku o Puerta del Sol, fue en un viaje que hicimos un verano de hace unos cuantos años a Perú; dos parejas jóvenes, con ganas de aventuras y mucha complicidad, una luna de miel compartida, amor a raudales y diversión por doquier. Nos apeamos del tren en el kilómetro 104 y realizamos el Camino Sagrado, que conducía por senderos y ruinas impresionantes como Wiñaywayna, que nada desmerecen a la ciudad sagrada. Y de pronto, la estampa que se presentaba ante nosotros, después de las horas de caminata, lucía como la mejor fotografía, idílica. Una imagen perfecta que puedo recordar con sólo cerrar los ojos. Como cuando leo un libro y su autor hace que me meta entre sus páginas y pueda conseguir recrear en mi mente esa postal. De eso voy a hablaros hoy, de las mejores fotografías románticas.

Os dejo la captura, que pese a ser muy lograda, no puede reflejar la belleza de ese lugar tan mágico.

Las mejores fotografias de la romantica

¿Cogemos la cámara y capturamos paisajes entre sus hojas?

En este recorrido sólo tienes que venir preparado para gozar de grandes escenarios. Comenzamos con un viaje a África. Hace tiempo que leí Cuando paseCuando pase la tormenta la tormenta de Lucía de Vicente. Esta historia me cautivó de principio a fin. Tiene unos paisajes que danzan con la trama y se podría decir que incluso son, un personaje más, haciendo que sus protagonistas, nos conduzcan por unos escenarios únicos, descritos con una pluma delicada. Tuve la suerte de leerla tras un viaje a Tanzania y puedo aseverar que si te paras y cierras los ojos, eres capaz de sentirte allí, viendo atardecer en la sabana africana con un buen whisky y una historia de amor única. Mary tiene mucha suerte de contar con un guía como David, que le enseñará una parte del continente desconocida, hasta ahora por ella. Un camino lleno de sorpresas y suspense para esta pareja, que os harán suspirar y un universo que querréis retratar.

Cambiamos de escenario para sumergirnos en Escocía, sí, lo sabemos, este es el escenario por excelencia de muchas de nuestras novelas románticas, pero he de reconocer que la forma en la que se describe Tempestaden Tempestad, de Cris Tremps, hizo que de pronto quisiese viajar allí y poder sentir en mi piel el viento azotándome, dejando el rastro a sal del mar y el contraste de colores. Esta autora nos adentra, con sus descripciones, en un entorno cautivador. Unas casas colindantes en unos acantilados, pertenecientes a sus protagonistas, que sin desentonar con la naturaleza pura del medio, nos introducen en sus prados verdes con hierba alta, mecida por el viento. Crear la imagen perfecta del pueblo pesquero con sus casas y una tormenta que le da un color vivo al ambiente. Sin duda tenéis que dejaros llevar por los cuatro protagonistas y la trama de suspense que se teje entre amor, misterio y una gran tempestad.

Todos estos escenarios bien, podrían formar parte de los mejores destinos de la novela romántica, ahora que pienso. Con la siguiente novela nos trasladamos a Venecia. En El último carnaval, de Menchu Garcerán, conoceremos de la mano de sus protagonistas Gabriela y Mario,El ultimo carnaval la ciudad en plenos carnavales. La historia inicia con el viaje que emprende la protagonista, para poder desentrañar un secreto del pasado, tras ser invadida en un sueño, pidiéndole ayuda una extraña mujer, que resulta ser un antepasado. Con su magia, sus canales, las máscaras que confieren aún más de misterio, esta historia que os sorprenderá, con una trama que se desenvuelve entre sueños y saltos al pasado. La autora consigue que captemos con todo lujo de detalles, la tradición y la intriga. Sin duda, podemos obtener una buena fotografía de lo que envuelve en esos días la ciudad, con todo lujo de detalles, haciendo que saquemos la mejor foto.

¿Y qué tal si tomamos una buena panorámica en una isla remota frente a la costa de Maine, en Estados Unidos? Sí, esta será la mejor instantánea que podáis obtener de Peregrine Island, en la novela LosLos heroes son mi debilidad héroes son mi debilidad,  de Susan Elisabeth Phillips. Es inevitable no querer trasladarte allí y quedarte como sus protagonistas, Theo y Annie, aislados en una isla nevada e inhóspita, con unos peculiares habitantes y la pesca de langosta, como mar de fondo. Una historia en la que te adentras poco a poco y te dejas cautivar por su magnífica ambientación y el misterio que envuelve a esta pareja, con la que empatizas y suspiras al volver a creer que pueden ser posibles las segundas oportunidades. Está claro, que la autora es considerada una de las mejores del panorama actual en romántica adulta; la magia de sus palabras la avalan.

Todos los que me siguen en Instagram, si queréis hacerlo esta es mi cuenta, saben de mi pasión por el mar, el cual fotografío casi cada mañana. Es por ello, que suelo fijarme mucho en las descripciones que aparecen en las novelas que leo. Sin dudarlo, en PerfectoPerfecta para mi para mí, de Rita Morigan, de nuevo encontramos unas de las mejores instantáneas de un gran caserón que la protagonista Julieta, hereda de sus abuelos. A unos kilómetros de un pequeño pueblo costero, en un alto y escarpado acantilado, encumbrado sobre la ventana del océano, como una fortaleza inexpugnable. Haciendo frente a vientos e inclemencias del tiempo. Allí es donde ella pasó los mejores momentos de su infancia, y donde sin saberlo, descubrirá el verdadero sentido del amor cuando, por circunstancias adversas se queda atrapada, junto a Marc, un hombre apuesto, arrogante y con un carácter fuerte. Una novela corta pero intensa, que no os dejará indiferentes.

Otros de mis fetiches es capturar faros. Sí, cada vez que veo uno, no puedo evitar hacerlo y pensar en la vida que llevarían sus habitantes, cómo sería permanecer allí día y noche. La magia del lugar y los misterios que esconden. Un ejemplo, es el de la imagen, el Faro de Cabo Berbería, en Formentera, famoso porque apareció en la película, Lucía y el sexo.

Faro Cabo Berberia

Este es el caso deUna luz en el mar la novela Una luz en el mar, de Susan Wiggs, historia que trascurre en el faro ubicado en Cabo Desengaño, perteneciente a un pueblo pequeño cerca de Portland. Donde Jesse, el farero, vive solo y aislado por propia decisión, con el mar como única compañía y las preciosas panorámicas que le ofrecen el lugar. Pero su tranquilidad se verá truncada, cuando el mar le trae una náufraga, Mary, que hará tambalear la ferviente determinación de este hombre frío y solitario. Una trama envuelta de intriga y un amor que se va fraguando poco a poco.

A continuación, pasamos a un terreno totalmente diferente. Una zona árida, calurosa y con kilómetros y kilómetros del desierto que separa la frontera de México con Estados Unidos. Hablo de la novela Sin Salida, de Pamela Clare. Puede no parecer un lugar idílicoSin salida, pero os aseguro que las descripciones del sitio, de la mano de la autora, hacen que puedas asimilar, con todo lujo de detalle, la belleza de esa zona inhóspita, sacando una buena fotografía. Sintiéndote una protagonista más, junto a Zach y Natalie, que nos guiarán por esta maravillosa aventura, atrapándonos en la trama y en su bonita historia de amor. Una imagen del Baboquivari Peak, una vez traspasada la frontera, en Arizona, que se erguía en toda su altura, en aquel reseco paisaje, es una pequeña muestra.

Y hasta aquí mi recorrido por las mejores fotografías de la romántica. sé que me dejo muchos títulos pero para eso también necesito vuestra ayuda.

¿Cuáles son vuestras mejores fotografías de la romántica? ¿Me las cuentas?

Gracias por leerme, nos vemos la semana próxima y espero hayas disfrutado de todas las capturas 😉

Foto de cabecera de Benjamin Combs, resto de imágenes de portadas, de las páginas de editorial o de sus autoras.

Archivado en:Paisajes románticos

por

Inma Cerezo es una barcelonesa lectora acérrima que siempre quiso contar sus propias historias. Tras divagar largo y tendido, escribe su primera novela Goleters Luna de Lenten. Actualmente trabaja en varios proyectos, con la ilusión de que pronto vean la luz.

1 Comentario

  1. Hermosos, agresivos, violentos, decadentes, panoramas los que has elegido. Todos nos ayudan a situarnos mejor en estas magníficas novelas.

  2. ¡Me ha encantado, Inma! Por cierto, yo vivo al lado de un faro precioso, y también me encantan. Un besazo, y millones de gracias por el artículo 🙂

    • Muchas gracias Rita. Me alegro que lo hayas disfrutado.
      Pues ya sabes, me tienes que enviar una foto de tu faro y así la guardo en mi colección, eso o voy a verte 😉
      Besos y gracias por tus palabras.

  3. Menchu Garcerán dice

    Que artículo más bonito y que recorrido más gráfico por este mundo romántico.

  4. Cris Alvarez dice

    Genial entrada Inma. Lugares muy atrayentes en donde vivir preciosas historias de amor.
    Besis estupenda

    • ¡Muchas gracias estupenda!
      ¿Has visto? Cuánto podemos aprender de vuestras novelas…
      Besos y me encanta verte por aquí 😉

  5. Maribel dice

    Por pedir, me encantaría sumergirme en las tierras de Tempestad, de Cris Tremps, a ver si hay suerte y me cruzo con algún protagonista de la zona, jajaja !
    Mi lugar para visitar sería Ostara, el imaginario pueblo que aparece en Tu último beso, de J. de la Rosa aunque ya ves, creo que la cosa está difícil.
    Besos !

    • Pues no lo dudes, te gustará mucho; la tierra y los portagonistas 😉
      Y en cuanto a la novela de J. de la Rosa, la tengo pendiente, y la leeré pronto porque ya me has hecho que me pique el gusanillo.
      Muchas gracias por la visita y por comentar.
      Besos Maribel.

  6. ¡Me han encantado tus fotografías, Inma! Tu y yo tenemos algunas compartidas, pero la próxima vez que nos veamos tenemos que cambiar los cromos… Un post precioso. Besos y gracias por pensar en mí.

    • Sí que las tenemos y bien bonitas. Los cambiaremos, sin duda.
      De nada Lu, tu novela es un claro ejemplo de fotografía de la romántica.
      Besos!!!

  7. Pingback: 12 viajes en el tiempo románticos que debes leer - Inma Cerezo

  8. Pingback: Nuevos inicios en la romántica - Inma Cerezo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *